Una poesía sobre maternar.

Sentirse isla

y notar las cosas lindas

sanar desde las entrañas

volverse eco del propio reflejo

que brota de los dulces rostros

de aquellas todas quienes te acogen

con su santa luz de poder todos los días.


Maternar es decir sí a la lucha

es enfrentar tus demonios

dominar tu lado oscuro de la misma forma

torpe e imprecisa en la que aprendiste

a saborear los desvelos cuidando del sueño ajeno

que terminó siendo tuyo.


Es lo burdo y ordinario

ver el pañal cagado como una victoria

es lo abstracto y espiritual

como entender que por encima de ti

está su sombra

es embestir caminos desconocidos

con la certeza de que todo evoluciona

cambia y se transforma.


Maternar es ese espacio en el que te conviertes

a la fe de tu potencial humano

es ese estado de consciencia en el que te acuestas

pero siempre estás despierta

en fin, que es llamar a Dios y verlo venir

en cada latir de esa criatura que salió de ti.



- Alejandra Santana