El cuento de Cita: historia de muchas.

Cita con nombre de pila Carmen Román Cortijo criada en Vega Baja y Manatí, es la mujer, la artista, la trabajadora, la 'soltera mama' que nos ofrece una propuesta musical innovadora.Destaca en su cuento un modo honesto y a la vez radical de hacer música y letra en el género urbano. En sus canciones podemos escuchar lo que muchas veces está relegado al silencio y al vacío de la indiferencia.


Ella nos ofrece un espejo, pero también una ventana en donde invita a la libertad sexual, a la autonomía, al apoderamiento y perspectivas de cuidado comunitario y sostén social. Además devela la necesidad de maternidades acompañadas.


Son muchas las madres autónomas, como Cita que también son conocidas como "madres solteras" que crían solas en Puerto Rico. Se les llama de muchas maneras y una de las más populares es el término "luchonas". Un modo de describir a las mujeres o personas feminizadas que crian solas (entiéndase sin la figura masculina que culturalmente se denomina como padre). Este disco es como el buen augurio de una profecía de liberación y reinvindicación para las luchonas.


El cuento de Cita pone a sonar desde abajo una narrativa feminista negra y artística en el género urbano. En su proyecto nos hace un cuento de resistencia, sobrevivencia, lucha y sanación de la que muchas/es se pueden sentir cercanas/es.


Y para dejarnos el corazón melao, su voz canta sin fronteras. La 'Sirena Caribeña' se sumerge profundo y va desde las madres solteras y quienes sobrevivimos en Puerto Rico, hasta nuestra diáspora y su resistencia.


A su modo, entre el arte y la experiencia vivida, nos narra un proceso de sanación que bien pudiera nombrarse como un auto-reconocimiento y oda al poderío de las mujeres y personas femmes que crían. Pero no queda ahí, su proyecto está nutrido por la diversidad, mujeres, comunidad LGBTTQIA+ y personas racializadas. 


Eso se hace evidente en las perspectivas que su cuento ensueña como revelación. Se siente la conciencia desde el primer acorde musical, hasta el dembow sabrosón, el perreo y la sandunga. Su letra nos invita a una probada de cómo se puede hacer poesía, cantar con perspectiva de género y antiracista, y darle "alegríareguetón" a la cuerpeCita.

Su lírica, su música y su arte refleja poder y autoconocimiento. En el cuento se lee un manifiesto de memoria ancestral en su devenir mujer-madre-artista. Expande uniVersos que ponen palabras al silencio de muchas y nombra el proceso, el dolor, la rabia y el desamor. Además desborda todo el aprendizaje en el placer, la alegría y el goce de amarse bien y saberse protegida.


En su voz se enuncia la afirmación de que podemos ser aquello que soñamos. Que nuestra historia la podemos reescribir y redefinir. Que es en ella donde se encuentra el poder propio, y que podemos usarlo. Nos revela nuestra cura compartida e invita a  sabernos merecedoras de lo bueno.


Enseña que aún habiendo estado rotas sabemos parirnos y recoger nuestros pedazos para hacernos de nuevo una mejor historia.  Cita nos hace un cuento y con ello nos regala un desvío a la historia de muchas. Su arte es el regalo ancestral que estábamos esperando y quedan muchos cuentos más por cantar.