¿De qué se componen los caminos?

I

Después de 29 años aprendí que la vida siempre nos sorprende...

La vida siempre nos colma, pero antes de disfrutar de “los panes y los peces” nos lleva por caminos que nunca, imaginamos. Ahora, ¿de qué se componen los caminos?

Soy mujer, negra, inteligente, empoderada y bien segura de mí, pero la gran pregunta es ¿cómo llegué hasta aquí?

Comencemos desde el principio…

A mi abuela la mató un maniático sexual, no sin antes abusar de ella y dejarla tirada semi – desnuda con un cuchillo enterrado en el cuerpo.

Ahora bien, a todas las cualidades antes mencionadas, súmenle el trauma de una muerte violenta causada por un abusador, muerte que se le metió a la familia por lo huesos y nos llenó de una amargura que todavía hoy poseemos, pero hemos aprendido a controlar.

Sí, es cierto que la vida siempre nos sorprende, pero antes nos sacude de una forma de la que es casi imposible recuperarse.

Cordialmente,

La profesora