"Positivo": historia dedicada a una familia perfecta.

“Positivo” reflejado en una prueba casera. Sentí el minuto detenerse y convertirse en el día más largo de mi vida. La noticia sonaba como una historia dedicada a una familia perfecta y no para la mía. La de clase media baja, cuarenta horas de trabajo que solo me permiten pagar los “bill”, vivimos en casa rentada de la familia porque en sección 8 había una larga fila. Nuestra infancia no fue la mejor; padre preso, madres sobrevivientes de violencia de género, abuso de droga y alcohol. El padre de mi hija y yo fuimos rebelde, fumamos de pequeños, bebíamos de jóvenes, probamos mucha droga y yo salí pero él se quedó. Entonces “un positivo” cambio mi vida. Me cuide, me protegí mucho, me intenté amar más y me perdonaba todos los días. Estuve en depresión post parto por más de un año y entendí nunca sería la misma. La realidad es que ahora soy más valiente, un poco más graciosa, mucho más sentimental, comprensiva y amorosa.

“Positivo” reflejado en una prueba casera. Un tercer embarazo no planificado. Aun continúa siendo la historia dedicada a una familia perfecta y no para la mía. Me tomó por sorpresa porque entendía me estaba cuidando. Mi mente y mi cuerpo me engañaron y ahora me traicionan. Lloré y mucho, la otra persona se emocionó y más de lo imaginado ¿En qué momento mi familia se extendió? Pensé en el aborto, en la adopción, en otro niñe más en el hogar. Entre tristeza recibí la nueva noticia, mientras los demás hacían fiesta. Escuche como exclamó mi pareja “¡Seré padre por segunda vez!”y me sentí culpable porque no era lo que deseaba. Vi pasar el doctorado, los viajes fuera de la isla, la casa de mis sueños y la familia pequeña. Me vi gestando y me vi abortando también. Entonces ya a seis semanas, aún con dudas e incertidumbres. Sueño con el nombre de una niña, mientras en momentos deseando a veces estar acostada en la camilla y culminarlo todo. Mientras el tiempo sigue pasando, la decisión continúa sin ser tomada. La familia está feliz y yo, perdida… hace tiempo que no me sentía tan bien hasta hoy. Lo que pudo haber sido una decisión personal, ahora ha sido saboteada por todes.